¿Qué quieres SER de mayor?

¿Cuántas veces hemos oído esta frase durante nuestra infancia y adolescencia? Personalmente, creo que infinitas veces.

Pasamos de querer ser bailarinas o astronautas a identificarnos con personas que están cerca de nosotros y a quien admiramos.
En la adolescencia vamos cambiando de ideas, incluso nos gusta lo que les gusta a nuestros amigos, nuestros colegas…
Durante toda esta etapa se nos permite soñar, divagar, hacer castillos en el aire…
Pero llega un momento en que tienes que tomar una decisión, porque ya eres “mayor”. Entonces la cuestión es ¿qué decisión tomo, qué camino escojo?

Lo curioso de todo esto es que la vida a menudo, siendo ya “mayores”, sigue haciéndonos esa pregunta. Son esos momentos en que nos sentimos sin la posibilidad de volver hacia atrás y delante nuestro no encontramos o no sabemos qué camino seguir.

Ya sea si estás iniciando tu vida adulta o estás en medio del camino y las circunstancias te obligan a volver a empezar, el primer paso para poder avanzar es preguntarte ¿quién soy? Porque todos SOMOS alguien, alguien que lleva una gran maleta cargada de sus vivencias, sus sentimientos, su personalidad, sus relaciones, su entorno…
Este proceso de introspección, de adentrarse en un uno mismo y descubrirse o redescubrirse es fundamental para poder pasar del QUERER SER al HACER.
Reflexionar sobre este punto es básico para seguir avanzando y ayuda a centrar nuestro interés y energía en lo que realmente queremos.

Si estás en esta situación, me gustaría recomendarte un ejercicio que personalmente me ha resultado muy útil. Probablemente hayas oído hablar o conozcas la “Matriz DAFO o FODA”. Es una herramienta utilizada a nivel organizacional para realizar análisis de situación y facilitar el establecimiento de estrategias. Sin embargo, estos mismos conceptos pueden aplicarse a nivel personal.
Básicamente se trata de realizar un diagnóstico interno y externo de tu situación, analizando tus Fortalezas y Debilidades y las Oportunidades y Amenazas que encuentras en tu entorno.

Aquí te dejo un enlace en el que puedes acceder a una guía orientativa sobre la metodología a utilizar para realizar este ejercicio:

Matriz DAFO. Como herramienta de evaluación personal  (Versión .ppsx)

Matriz DAFO. Como herramienta de evaluación personal.  (Versión SlideShare)

Para finalizar os dejo con una reflexión personal.

Creo que cada persona debe intentar hacer aquello que realmente le gusta, encontrar su vocación. A la hora de elegir tenemos que priorizar no en base a las modas, el dinero, sino a lo que SOMOS. En ese sentido me considero una afortunada, porque la pasión por el trabajo, por la vocación que uno encuentra en la vida la he podido vivir a través del ejemplo de mis padres, de  una madre DOCENTE que aún sigue con ganas de seguir trabajando y un padre CONTABLE (contador público, como se dice en argentina) apasionado por lo que hace, que continúa aprendiendo y que, actualmente, está haciendo un master en la universidad.
Entonces, vuelvo a preguntar: ¿Qué quieres SER de mayor?
Espero que estas líneas puedan inspirarte a encontrar alguna respuesta y que algún día puedas hablar de lo que eres con la pasión que se transmite en este video.

Anuncios