Emprender tiene mucho de I, T y V… ¿Y tú ya has pasado la ITV?

Cuando pienso en un emprendimiento durante su fase previa a la puesta en marcha, lo imagino como un coche que necesita pasar su inspección para salir a la carretera, pasar su ITV particular.
Esa ITV implica hacer una pausa en la vorágine del día a día e inspeccionar en qué situación nos encontramos, chequear que nuestro “coche” esté a punto para afrontar el camino, con sus curvas, baches y obstáculos diversos… reconocer con qué recursos cuento para iniciar el viaje.
Porque todo emprendimiento tiene mucho de:

  • Ideas, imaginación e inspiración
  • Trabajo y transpiración
  • Valores

Las ideas, la imaginación y la inspiración

02_ITVemprendedores00

 Cuando observamos nuestro “coche” lo primero que vemos es su carrocería, la materialización de nuestro emprendimiento.
Esta materialización ha surgido gracias a las ideas que hemos tenido. La imaginación y la inspiración han sido parte de este proceso y deben seguir siéndolo para poder aportar diferencias competitivas a la hora de salir al mercado.
Una vez iniciado el viaje, la creatividad será un requisito indispensable para crecer e incluso subsistir, es por eso, que es importante conocer y ejercitar nuestro proceso creativo.

El trabajo y la transpiración.

02_ITVemprendedores01Observando el interior, veremos el motor de nuestro “coche”, aquello que hace que nuestro proyecto se ponga en movimiento.
Es nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, las gotas de transpiración / sudor que dejamos en él lo que permitirá sacarlo adelante.
Seguramente en el camino encontremos algún bache y obstáculos que enfrentar y debemos tener la suficiente motivación y energía para seguir adelante. Para ello es importante trabajar en incrementar nuestro nivel de resiliencia, así como también, aprender a vencer la procrastinación que nos envuelve en más de una ocasión.

Los valores

02_ITVemprendedores02

Con lo último que nos encontraremos al inspeccionar nuestro “coche” es con el chasis, el esqueleto que sostiene y hace que todo sea posible, aquello que nos sirve de sostén, y está vinculado con nuestros valores, con lo que somos y lo que queremos ser.
Si bien es el último en esta inspección no significa que sea el menos importante, ya que nos permitirá sentar las bases de nuestro proyecto y será también la brújula que nos guie en los momentos más difíciles. Creo que conocer e identificar cuáles son nuestros valores y los de nuestro emprendimiento (cómo somos), nuestra misión (qué somos) y visión (a dónde queremos ir) son determinantes a la hora de pensar en un proyecto con futuro.

Y tú, ¿has pasado la ITV? ¿Ya estás listo para salir a la carretera?
Si tu respuesta es positiva, recuerda que cada cierto tiempo hay que volver a pasarla… Aunque la próxima será distinta… ese es un tema para un próximo post.

Este artículo está basado en los contenidos del taller para emprendedores: “Pasando la ITV… Para ponerse en marcha”, si deseas más información no dudes en contactarme.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s